Cargando...
 

Blog de los Afiliados

A los fines de ampliar la participación y explotar al máximo las potencialidades de la web 2.0 presentamos un nuevo espacio de expresión libre que permitirá a los Afiliados registrados CREAR ENTRADAS o POSTS. Cualquier Afiliado registrado puede publicar un texto en nuestro BLOG visible a la comunidad web. Pueden anexarse imágenes y dar formato al texto mediante el editor que presenta la herramienta el sitio. También es posible DEJAR COMENTARIOS: Quienes leen el blog, y están registrados, pueden comentar las publicaciones de otros y contestar también los comentarios en sus propias publicaciones. Las opiniones y comentarios vertidos en esta sección son de absoluta responsabilidad de sus autores, y no implican aprobación, coincidencia ni consentimiento ideológico por parte de la Comisión Directiva de APSE. Todos los afiliados registrados pueden crear posts dentro del blog, los cuales podrán ser vistos y comentados por los demás afiliados registrados. El contenido de un post sólo puede ser borrado o editado por su creador. ¡Los invitamos a participar del Blog de Afiliados!

DECALOGO DE CONDUCTA Y ETICA SINDICAL

JOSE LUIS JIMENEZ Lunes Mayo 14, 2012
1. Mantener una permanente actitud de defensa de los intereses de sus representados, respetando y haciendo respetar las leyes vigentes, haciéndolas compatibles con el interés general.-

2. Hacer prevalecer en todas las acciones y conductas los principios de solidaridad y honradez para con sus representados.

3. No realizar ni tolerar actos o acciones que signifiquen trato discriminatorio o preferencial para un determinado grupo de trabajadores.

4. Colaborar con los compañeros, no solo para el cumplimiento de las normas legales y convencionales del trabajo, sino también asistiéndolos en sus contingencias personales y familiares.

5. Mantenerse en una actitud permanente de servicio, sin utilizar el cargo ó función gremial para obtener ventajas, concesiones o privilegios en beneficio propio.

6. Evitar toda conducta abusiva que pueda interpretarse como coacción o uso arbitrario de sus funciones sindicales, que pudieran comprometer el prestigio de la Organización ante los trabajadores o la sociedad.

7. Administrar los bienes y fondos sindicales con trasparencias, rindiendo debida cuenta de sus actos, respetando las normas legales y/o establecidas en nuestros estatutos.

8. Promover las acción sindical de sus compañeros procurando su afiliación y participación activa en la vida de la organización.

9. Acatar las directivas emanadas por la conducción gremial a fin de preservar la unidad de criterio y de acción.

10. Demostrar en todos sus actos la vocación de servicio que impulsa su tarea en representación de los trabajadores.




EL DESAFIO DE LAS EMPRESAS PÚBLICAS PROVINCIALES FRENTE AL ACTUAL CONTEXTO DE CRISIS DEL SECTOR ELECTRICO (*)

JOSE LUIS JIMENEZ Viernes Febrero 24, 2012
(*) Extractado del INFORME INTEGRAL

Por el Cr. Salvador De Gaetano

Ex. Vicepresidente de EPEC.


1- MARCO DE SITUACION

Los últimos cincuenta años, particularmente la última década, han sido de grandes transformaciones en todos los órdenes. Existieron profundas transformaciones políticas, con importantes cambios del sistema económico que, sin duda, se va globalizando. Al mismo tiempo se registran importantes cambios tecnológicos que debieron modificar el comportamiento de la gestión empresarial y gubernamental.
A partir de esto, se ha generado la necesidad de revisar las funciones y el papel de todas las actividades que desarrolla el Estado, pensando, incluso, en la modificación de las estructuras y métodos de gestión en el propio ámbito de gobierno. La dinámica de los acontecimientos internacionales y la gravedad de los problemas estructurales ante la falta de políticas macro que enfrenta nuestro país y que indudablemente afectan a todas las provincias, sumados a los propios, exigen importantes cambios estructurales, particularmente en el sector  energético,  que impulsan la modernización del Estado y una redefinición de su papel dentro de la economía.
 
El planteo de la mayoría de los países que viven este contexto, es el de redireccionar la intervención del Estado, lo que implica una mayor libertad en el desenvolvimiento de la economía y una reforma integral del Estado a fin de dotarlo de capacidad y eficiencia en las funciones políticas y regulatorias que le competen. En lo referido a las actividades empresariales que, desde el estado se promueven, éstas deben seguir idéntica suerte, por ser de interés de la sociedad que las componen.
 
Desde la óptica macro económica, la mayor participación de las fuerzas del mercado y la menor intervención del Estado en la economía no significan, de ningún modo, que este último deba omitir, reducir o delegar su papel como conductor orientador de la economía y del proceso de desarrollo.
Sin embargo, aún cuando se plantee una reformulación económica de esta naturaleza, que bajo los parámetros expresados, lleve a una mayor participación de las fuerzas del mercado y de la iniciativa privada, hay sectores de la economía en los cuales la aplicación de estos conceptos puede generar resultados incompatibles con el crecimiento armónico y equilibrado, tan necesario para la comunidad a la que asiste.
 
La existencia de monopolios naturales y el carácter estratégico de determinados recursos específicos que afectan a distintos sectores, hacen que esta reforma de la economía pueda adquirir características particulares en ciertos sectores, como es la de la energía y específicamente, en el área eléctrica.
 
En otros términos, la reevaluación de la industria eléctrica presenta, bajo tales circunstancias, determinados rasgos que, al distinguirla del resto de los sectores de la economía, refuerzan la necesidad de producir, en forma inmediata, transformaciones estructurales y culturales.
 
Dado que las actividades propias del sector eléctrico están fuertemente influenciadas por la velocidad y profundidad de las transformaciones que se están generando, a nivel general, es imprescindible enfrentar el desafío con un comportamiento diferente. Para ello son necesarios determinados cambios de actitudes que permitan adecuar el rol de las empresas eléctricas, tanto privadas como públicas, a la nueva concepción política, social y económica imperante en el país ante el incierto contexto internacional.
 
2- FUNDAMENTOS  DEL CAMBIO
El objetivo de cualquier empresa eléctrica es la de suministrar energía de buena calidad y al mejor precio a sus clientes, asegurando una razonable rentabilidad. Cualquiera sea su organización, lo importante es la eficiencia de la Empresa al servicio de sus clientes.
 
En ese ámbito y en forma particular, la experiencia nos demuestra que  el grado de ineficiencia de las Empresa Públicas que aún están en la órbita de los estados provinciales, está originada, en buena medida, en la inadecuada separación del papel de los estratos políticos y los objetivos que deben cumplir sus empresas y sus mecanismos para alcanzarlos. Las autoridades gubernamentales, en lugar de asumir el rol de accionista público y de regulador, intervienen activamente en el gestionamiento de las empresas, cuando sólo tendrían, en suma, que controlar sus resultados. Esta intervención le quita responsabilidad a sus empresas y las vuelve ineficientes, burocráticas y no competitivas.
 
Es en ese contexto, que el esquema institucional del sector eléctrico provincial, cualquiera sea la jurisdicción que se trate,  tiene que ser reformulado con el fin de eliminar o de atenuar al menos, los efectos indeseados, propios de la empresa pública. Adaptarlo a la nueva realidad económica que vive nuestro país y al contexto competitivo socializado en que se desenvuelve actualmente el sector eléctrico nacional.
 
Para alcanzar estas metas se hace necesario separar las funciones de gobierno como tal, de las funciones propias de la empresa. Durante muchos años ha habido una marcada confusión entre estos roles, hoy más que nunca, que ha  creado las condiciones propicias para la generación de problemas  estructurales que hoy se enfrentan y que necesariamente se debe revertir.
 
La función política sectorial ciertamente debe continuar en manos del Estado. Este debe reasumir su papel normativo y regulador, mientras que todo lo que es política de gestión, debe ser potestad de la Empresa. Consecuentemente, el planeamiento sectorial debe ser resorte exclusivo de la Empresa, enmarcando en los lineamientos políticos fijados por las autoridades competentes.
 
Mucho tiempo ha llevado rediseñar los sistemas eléctricos Provinciales, como continuidad en la mayoría de los casos, de los servicios prestados por la ex empresa nacional Agua y Energía Eléctrica, que permitió generar un aporte substancial al desarrollo económico y social de las Provincias, con un elevado grado de eficiencia, en comparación con aquellas que fueron empresas del estado nacional. No obstante esa eficiencia, medida en términos absolutos, no ha sido satisfactoria y el hecho de privilegiar la eficacia, que sí se logró en plenitud, ha generado una serie de efectos que hoy se manifiestan en una rigidez estructural y en una concepción cultural que se revelan como impedimentos insalvables para lograr una gestión ágil  con eficiencia técnica y económica.
 
Hoy, en vez de cambiar estructuras, se necesita estructurar el cambio. Para ello se tiene que definir un programa de largo plazo, que refleje la política de gobierno para el sector en todos sus aspectos, dentro de un esquema normativo que otorgue flexibilidad y posibilidad de adecuación permanente.
Los esquemas institucionales provinciales están afectados por la velocidad de las transformaciones técnicas-económicas que atraviesa el sector eléctrico nacional como consecuencia, en gran medida, de la discrecionalidad política que afecta a dicho sistema. Se ha puesto de manifiesto que el respeto de los fundamentos económicos clásicos no sólo es compatible con los objetivos y requisitos básicos que debe satisfacer el servicio público de electricidad, sino que ofrece mejores instrumentos para una mejor asignación de los recursos, medida ésta en términos de la sociedad en su conjunto.
 
Uno de los efectos provocados por la globalización económica y por las reformas estructurales verificadas en nuestro país, ha sido el de demostrar que, servicios públicos como el de la energía eléctrica, también pueden ser prestados por entes privados, no sólo en las etapas de generación o transporte sino también en la etapa de la distribución, que constituye un monopolio natural.
 
En la parte institucional, la función normativa debe efectivizarse a través de una entidad reguladora independiente.
La Empresa debe responder al gobierno en aspectos de política sectorial, al Ente Regulador en su faz normativa y a sus clientes, en cuanto al servicio y/o producto que abastece.
La empresa eléctrica tiene que desenvolverse como cualquier otra, en lo posible dentro del derecho privado.
Estos principios básicos darán autonomía de gestión y las líneas de responsabilidad quedarán mucho más claras.
Todo el esquema eléctrico provincial, más que en la naturaleza del capital, debe descansar en la calidad del diálogo, en el reconocimiento de la potencialidad humana del personal y en la asignación de responsabilidades entre la empresa y el Poder Público.
 
En este proceso se hace necesario que la Empresa, como unidad actual de gobierno, pase a una etapa de gestión sujeta a las normas y leyes del Derecho Privado, sin perder su pertenencia pública. Asimismo, es necesario compatibilizar los ingentes esfuerzos que se están haciendo en la reformulación de las estructuras administrativas de los gobiernos provinciales, ya que el sector Eléctrico debe realizar su propia reforma para asegurar el éxito de los programas de estabilización y desarrollo emprendidos.
 
La rica historia del sistema eléctrico en su conjunto y el papel que desempeñan las actuales empresas provinciales, aún bajo la órbita del estado, como motor del desarrollo económico, pone de manifiesto el doble carácter de la misma: se trata de verdaderas Empresas y se encuentran íntegramente al servicio de la comunidad. De tal manera, el concepto de Empresa Provincial ha ido reemplazando progresivamente el de Ente Público.
Ello significa que la comunidad toda estará mejor atendida cuando más autónoma asuma la Empresa, siempre, en el marco que le asigne el propio Estado.
No obstante, el servicio eléctrico provincial, como tal, está subordinado a la integración de la Empresa en la política energética global del país. Esta inserción, en una política de conjunto, supone una participación activa de las empresas en la búsqueda de la maximización del beneficio social.
 
3- ESTRATEGIA
Una estrategia de reordenamiento del sistema electro energético se debe fundamentar en la búsqueda del mayor bienestar de la comunidad a través del establecimiento de condiciones de eficiencia, en un marco de subsidiariedad del Estado.
Ello se debe entender como la obtención de una óptima asignación de los escasos recursos disponibles en un contexto de competencia, permitiendo que el mercado actúe donde sea posible.
El elemento fundamental de la estrategia es considerar a la energía como una actividad económica más, sujeta a las mismas reglas de mercado que condicionan el desarrollo de otros sectores, cual es la maximización de utilidades en un ambiente de competencia y regulación eficientes, de modo de preservar el bien común.
No debe pretenderse que desde el sector energético se solucionen los problemas de la economía de la Provincia o del país, sino lo es a través de políticas de estados coherentes y sustentables en todas las unidades de gestión económica, políticas y sociales en que se desenvuelve.
 
4- PROPUESTA
Entre las pautas básicas para alcanzar tales objetivos se pueden mencionar:
• Separar los roles normativos y empresarios del Estado.
• Reconocer que la función principal del Estado es normar, regular y planificar.
• Segmentar definitivamente las actividades de generación, transporte y distribución que deberán ser tratadas como unidades económicas independientes y autárquicas, evitando la transferencia de recursos para aquellas empresas que son particularmente integradas, de modo que no se afecten los intereses al usuario final.
• Redefinir el marco legal e institucional.
• Fortalecer la competencia, en los sectores en que ello sea posible.
• Concretar la aplicación de un sistema tarifario basado en criterios económicos, financieros y de equidad.
• Compatibilizar la acción empresaria en el marco de las actuales normas nacionales a las que oportunamente se adhirió la Provincia, promoviendo la adecuación de éstas a la realidad de los mercados atendidos.
• Crear un ente regulador específico de la actividad eléctrica provincial, como órgano autárquico, no multifacético, con dependencia funcional del Poder Ejecutivo.
• Concesionar áreas eléctricas.
• Enmarcar a las empresas prestadoras con sujeción a normas del derecho privado.
• Formalizar un contrato-marco de gestión entre empresas y Estado en aquellos casos en que éste mantenga el control económico accionario, a fin de dotar a aquellas de autonomía de gestión.
• Respetar las Organizaciones Sindicales, en el marco estricto en que deben éstas desenvolverse, evitando de esta manera la cogestión. Estas organizaciones dependen de la subsistencia eficiente y de la expectativa  futura de la empresa. Cada uno en el rol que le compete.
• Aplicar una sana política de Recursos Humanos en la empresa, como fundamento para la revalorización de la persona y potenciación en su carácter de trabajador.
• Aplicar un Programa de educativo a los consumidores, para que puedan actuar como demanda (en términos económicos).
• Fomentar una Planificación Dinámica Económica de Largo Plazo (En materia Tecnológica y de Recursos Humanos), en todos los niveles de la cadena energética, teniendo en cuenta el crecimiento de la Demanda y los Recursos Energéticos del País.
• Insertar esta planificación en un marco Legal y Jurídico seguro.
 

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO

JOSE LUIS JIMENEZ Jueves Febrero 9, 2012
Autor: Fisioterapeuta Antonio Montoro Gil

1.- CONCEPTO. INTRODUCCIÓN

El túnel carpiano es un túnel estrecho en la muñeca formado por ligamentos y huesos. El nervio mediano, que lleva impulsos del cerebro a la mano, pasa por el túnel carpiano junto con los tendones que permiten cerrar la mano. Cuando se tensionan, los tendones se inflaman dentro del túnel y comprimen el nervio mediano. Además de los movimientos repetitivos, otras condiciones pueden llevar a la compresión del nervio mediano: artritis, diabetes, retención de líquido, gota y fracturas mal alineadas, desbalances químicos, tensión emocional y, a veces, cambios hormonales en las mujeres.

El síndrome del túnel carpiano es una condición que puede ser causada por llevar a cabo repetidamente movimientos tensionantes con la mano o por tener la mano en la misma posición durante períodos prolongados. Está catalogado como un desorden por trauma acumulado, una enfermedad que ataca al sistema osteomuscular del cuerpo y que afecta específicamente a los nervios y al flujo de sangre de las manos y muñecas.

Este síndrome se conoce desde hace mucho tiempo. Los empacadores de carne comenzaron a quejarse de dolor y pérdida de la función de la mano hacia el año 1860. En ese entonces, estas quejas se atribuían en su mayor parte a una mala circulación. Pero la naturaleza de los trabajos ha cambiado a través de los años, Hoy en día, muchos trabajos son altamente especializados y requieren el uso repetitivo de sólo un número pequeño de músculos. Con el aumento en el número de personas que utilizan computadoras y teclados, y un mayor interés por mejorar la salud de los trabajadores, el síndrome del túnel carpiano es una preocupación real para los empleadores y los profesionales de la salud. Estudios recientes han demostrado que el síndrome del túnel carpiano, al igual que otros desórdenes por trauma acumulado, está aumentando mientras que otras lesiones ocupacionales se han estabilizado. Muchas compañías están buscando el apoyo de los fisioterapeutas para ayudar en el diseño e implementación de programas de promoción de la salud y prevención de lesiones para proteger a sus empleados contra el STC.

Image

Figura 1. El túnel carpiano se encuentra en la base de la palma. Está formado por huesos de la muñeca y el ligamento transverso del carpo. Un aumento en la presión de este túnel afecta la función del nervio.

2.- MORBILIDAD

El síndrome del túnel carpiano afecta a hombres y mujeres de todas las edades, y se observa comúnmente entre los trabajadores que efectúan tareas que requieren repetición de un mismo movimiento de las manos o los dedos durante períodos prolongados. El Departamento del Trabajo de los Estados Unidos reconoce al síndrome del túnel carpiano, y otros desórdenes por trauma acumulado, como la causa del 48% de todas las enfermedades ocupacionales industriales. La enfermedad afecta a más de cinco millones de norteamericanos.

El STC ha aparecido entre los empacadores de carne, trabadores en líneas de ensamblaje, operadores de martillos neumáticos y empleados que pasan mucho tiempo trabajando en computadoras o máquinas de escribir. El síndrome del túnel carpiano también se encuentra en atletas y amas de casa.

3.- SINTOMATOLOGÍA

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano usualmente son dolor, adormecimiento, sensación de corriente, o una combinación de los tres. El adormecimiento más frecuentemente ocurre en el dedo pulgar, índice, medio y anular. Los síntomas frecuentemente se presentan durante la noche pero también en actividades en el día como conducir o leer el periódico. Algunas veces los pacientes notan una disminución en la fuerza del puño, torpeza, o pueden notar que se les caen las cosas. En casos muy severos, puede haber una perdida permanente de la sensibilidad y los músculos de la eminencia tenar.

Las personas con STC experimentan adormecimiento, debilidad, cosquilleo y ardor en las manos y dedos. Si no se tratan, estos síntomas pueden avanzar a dolores agudos y persistentes. El STC puede llegar a ser tan incapacitante que la persona puede tener que dejar de trabajar y no poder hacer tareas simples en la casa. En casos extremos, el síndrome del túnel carpiano obliga a las personas a tener una intervención quirúrgica y a perder muchos días de trabajo o les impide trabajar del todo debido a que el funcionamiento de sus manos se deteriora por completo.

En resumen, podríamos citar como síntomas más frecuentes del STC los siguientes:

1.- Cosquilleo en los dedos.
2.- Adormecimiento de los dedos.
3.- Dolor en el dedo gordo, quizás extendiéndose hasta el cuello.
4.- Ardor desde la muñeca hasta los dedos.
5.- Cambios en el tacto o sensibilidad a la temperatura.
6.- Entorpecimiento de las manos.
7.- Debilidad para agarrar, habilidad de pinchar, y otras acciones con los dedos.
8.- Inflamación de la mano y el antebrazo.
9.- Cambios en el patrón de sudor de las manos. Alteraciones vegetativas.

4.- CRITERIOS DIAGNÓSTICOS

En la valoración de un paciente con sospecha de padecer STC, debemos valorar una serie de criterios que nos orientarán para detectar si realmente nos encontramos con esta patología:

a) Antecedentes.
Fractura de Colles, artritis reumatoides, diabetes, gota, hipotiroidismo, embarazo, tendinitis, insuficiencia renal, etc.

b) Resumen clínico.
- Dolor. Localización, irradiación, relación con trabajos manuales, horario de presentación, mano dominante, tiempo de evolución.
- Parestesias. Localización, continuas o intermitentes, horario de presentación.
- Paresias. Especificar músculos.

c) Examen físico.
- Atrofia eminencia tenar.
- Test de Phalen positivo (flexión forzada de la muñeca más de 60 segundos).
- Test de compresión nerviosa (compresión sobre el N. mediano durante unos
30 segundos, produce parestesias y dolor en territorio del mediano).
- Signo de Tinel.
(Estos test no son concluyentes, pero su presencia sugiere fuertemente un SÍNDROME DEL TUNEL CARPIANO).

d) Descartar.
Hernia discal cervical, síndrome del desfiladero salida torácico, compresión del N. mediano a otro nivel.

e) Estudios diagnósticos.
1. Radiografía de muñeca.
2. Electromiograma y estudios conducción nerviosa.
3. Estudios hematológicos, serológicos y endocrinológicos, si enfermedad sistémica.
4. Radiografía de la región cervical, si se sugiriera origen cervical.
5. Radiografía de tórax, sugerencia del Síndrome del desfiladero torácico.

Los estudios electromiográficos son útiles, cuando son positivos, pero pueden ser negativos en algunos pacientes. El diagnóstico diferencial más difícil se da en aquellos casos con diabetes mellitus y probable síndrome del túnel carpiano.

5.- TRATAMIENTO

Los síntomas frecuentemente pueden ser aliviados sin cirugía. Identificando y tratando enfermedades asociadas, cambiando las costumbres de usar la mano, manteniendo la muñeca en posición recta con una férula, puede ayudar a reducir la presión en el nervio. Usar una férula en la noche puede aliviar los síntomas que interfieren con el sueño. Medicamentos antiinflamatorios tomados por boca o inyectados en el túnel carpiano pueden aliviar los síntomas.

Cuando los síntomas son severos o no mejoran, es posible necesitar cirugía para generar más espacio para el nervio. La presión en el nervio es disminuida cortando el ligamento que forma el techo (arriba) del túnel en el lado palmar de la mano.

La incisión para esta cirugía puede variar, pero el objetivo es el mismo: agrandar el túnel y disminuir la presión sobre el nervio. Luego de la cirugía, molestias alrededor de la herida pueden durar varias semanas o meses. El adormecimiento y la sensación de corriente pueden desaparecer rápida o lentamente. La fuerza en la mano y muñeca puede demorarse varios meses en volver a la normalidad. Los síntomas del túnel carpiano pueden no desaparecer completamente luego de la cirugía, especialmente en los casos severos.

En los casos con sintomatología moderada, sin atrofia en eminencia tenar, es aconsejable:
- Férula en posición neutra.
- Infiltración de corticoides.
- Tratar la enfermedad de base si existiera.

En cuanto a las recomendaciones para el paciente con STC, además de las sesiones de fisioterapia, es preciso atender a los siguientes puntos:

1.- Mantener en reposo la zona afectada. Más adelante, cuando disminuya el dolor se realizaran ejercicios de fortalecimiento de toda la musculatura del brazo.
2.- Realizar baños de contraste en casa, al menos dos veces al día.
3.- Aplicar hielo varias veces al día, durante diez minutos, con descansos de cinco minutos. Favorecerá el proceso de desinflamación de los tejidos.

6.- PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN FISIOTERÁPICA. INTERVENCIONES ERGONÓMICAS EN LOS LUGARES DE TRABAJO DESTINADAS A LA PREVENCIÓN DEL STC

Los fisioterapeutas con entrenamiento especializado en tratar desórdenes de trauma acumulado han trabajado en el sector industrial e empresarial durante muchos años, con el fín de satisfacer las necesidades de atención de salud laboral en los Estados Unidos. Trabajan de cerca con los empleadores para educar a los trabajadores sobre el STC, especialmente sus causas y su prevención mediante el uso adecuado del sistema osteomuscular. Los fisioterapeutas pueden corregir malos hábitos y los ambientes de trabajo tales como muebles, equipos y espacios de trabajo inadecuados. También pueden evaluar el riesgo potencial de una persona y determinar si no está en condiciones de llevar a cabo una labor particular.

Dentro de sus muchas responsabilidades, los fisioterapeutas concientizan sobre la salud y enseñan medidas de seguridad laboral. Un programa típico de educación incluye ejercicios que los empleados pueden efectuar en sus casas, además de signos de detección temprana para evitar cirugías costosas y dolorosas.

Entre los ejercicios que el fisioterapeuta puede recomendar, nos encontramos con una gran batería de protocolos y actuaciones que pretenden dotar de ergonomía los movimientos más frecuentes y repetitivos que una persona realiza en su centro de trabajo, con el fin de evitar que aquellos puedan desarrollar patologías como el Síndrome del Túnel Carpiano.

Image
Image
Image
Image
Image

Muchas actividades fuera del lugar de trabajo pueden contribuir al síndrome del túnel carpiano: tejer, coser, o bordar; cocinar y hacer tareas domésticas; juegos de computador y trabajo casero en computador; hacer deportes o jugar cartas; y pasatiempos o proyectos como la carpintería o el uso de herramientas potentes por períodos prolongados.

Puede hacer en casa los mismos ejercicios que hace en el trabajo. También debe tomar períodos de descanso frecuentes y examinar las herramientas caseras que puedan causar tensión en sus manos. Puede que necesite usar una muñequera por las noches, mientras hace deporte o cuando trabaja en casa. La muñequera ayuda a mantener la muñeca en posición neutra o recta y ayuda a que ésta descanse.

Image
Image


7.- ALTERNATIVAS TERAPEÚTICAS EN EL TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO. ÚLTIMOS ESTUDIOS.

- Inyección local de corticoesteroides para el Síndrome del Túnel Carpiano

(Marshall S, Tardif G, Ashworth N) – Agosto 2002 -

En agosto de 2002 se realizó un estudio para valorar la efectividad del uso local de corticoesteroides en el síndrome del túnel carpiano, así como las ventajas que este tratamiento ofrecía con respecto al entablillado de la muñeca o la toma de antiinflamatorios orales. Dicho estudio confirmó la efectividad de la inyección local de corticosteroides para el alivio de los síntomas del síndrome del túnel carpiano grave hasta un mes después de la inyección. La inyección local de corticosteroides proporciona una mejoría clínica significativamente mayor en comparación con los esteroides orales hasta tres meses después del tratamiento.

En el estudio que comparó una inyección local de corticosteroides con una inyección de placebo, la gravedad de los síntomas un mes después de la inyección fue la medida primaria de resultado. Un mes después de la inyección, hubo una mejoría significativa en el grupo de inyección local de corticosteroides versus el grupo de inyección de placebo.

Finalmente, este estudio pudo demostrar que la inyección local de corticosteroides proporciona más mejorías en los síntomas que los esteroides orales hasta los tres meses. De igual manera, resulta más efectivo que el entablillado de la muñeca.

- Tratamiento no quirúrgico (diferente de la inyección de esteroides) para el Síndrome del Túnel Carpiano

(OConnor D, Marshall S, Massy-Westropp N) – Octubre 2002 -

El tratamiento no quirúrgico para el síndrome del túnel carpiano a menudo se ofrece a aquellos pacientes con síntomas leves a moderados.

El objetivo de este estudio (Marzo, 2002) fue evaluar la efectividad del tratamiento no quirúrgico (diferente de la inyección de esteroides) para el síndrome del túnel carpiano versus un placebo u otras intervenciones de control no quirúrgicas para mejorar el resultado clínico.
Esta revisión de otros tratamientos no quirúrgicos encontró cierta evidencia del beneficio a corto plazo de los esteroides orales, las férulas/ortesis de mano, el ultrasonido, el yoga y la movilización de los huesos del carpo (movimiento de los huesos y tejidos en la muñeca) y las inyecciones de esteroides y de insulina para las personas que también presentan diabetes. Las pruebas sobre los teclados ergonómicos y la vitamina B6 son inciertas, mientras que los ensayos no han demostrado hasta el momento el beneficio de los diuréticos, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, los imanes, la acupuntura láser, el ejercicio o el tratamiento quiropráctico.
El síndrome del túnel carpiano no sigue un curso predecible. Algunos pacientes presentan un deterioro en la función de la mano mientras que otros describen períodos asintomáticos y exacerbación intermitente de los síntomas. Algunos pacientes han descrito la mejoría espontánea de los síntomas sin tratamiento médico.

El tratamiento del síndrome del túnel carpiano puede clasificarse en quirúrgico y no quirúrgico. Generalmente, el tratamiento quirúrgico se ofrece a aquellos con síndrome del túnel carpiano severo, que presentan síntomas constantes, alteraciones sensoriales severas o debilidad motora de los músculos tenares.

Los tratamientos no quirúrgicos se ofrecen a aquellos que presentan síntomas intermitentes del síndrome del túnel carpiano leve a moderado. Las intervenciones no quirúrgicas también pueden utilizarse como una medida temporal mientras se aguarda la liberación del túnel carpiano.

El estudio concluyó con los siguientes resultados:

1.- El ultrasonido terapéutico durante siete semanas proporciona un efecto positivo a corto y a largo plazo sobre la severidad de los síntomas. Se informó que la diferencia promedio en la severidad de los síntomas entre los grupos de ultrasonido y de placebo a los seis meses fue de casi 2 puntos en una escala analógica visual.

2.- Hay un efecto positivo a corto plazo sobre los síntomas después del uso de una férula de mano durante dos o cuatro semanas. Existe una probabilidad relativa de que los pacientes que utilicen la férula de mano informen mejorías, casi cuatro veces más que los pacientes que no reciben tratamiento alguno.

3.- Un tratamiento de yoga de ocho semanas proporciona mejorías a corto plazo en el dolor en comparación con el uso de una férula de muñeca. La diferencia promedio en la severidad del dolor entre los grupos de yoga y de férula de muñeca fue 1,4 puntos en una escala analógica visual. La probabilidad de que los pacientes que reciben tratamiento de yoga experimenten una mejoría en el signo de Phalen es aproximadamente cinco veces mayor que la de los pacientes en el grupo de férula.

4.- La movilización de los huesos del carpo durante un período de tres semanas proporciona beneficios positivos a corto plazo sobre los síntomas.

5.- La atención médica durante nueve semanas proporciona un beneficio pequeño aunque significativo en cuanto al trastorno físico (función) en comparación con el tratamiento quiropráctico. (Poco significativo).

6.- Los ejercicios de estiramiento del nervio y los tendones realizados durante cuatro semanas en combinación con una férula de muñeca mejoraron la discriminación entre dos puntos evaluada a los tres meses y en comparación con la férula de muñeca sola. (Poco significativo).

Este estudio dejó claro que existen beneficios significativos a corto plazo de las férulas, el ultrasonido, el yoga y la movilización de los huesos del carpo. Los otros tratamientos no quirúrgicos no producen beneficios significativos.

- Opciones de tratamiento quirúrgico para el Síndrome del Túnel Carpiano

(Scholten RJPM, Gerritsen AAM, Uitdehaag BMJ, van Geldere D, de Vet HCW, Bouter LM) – Octubre 2003 -

El objetivo de este estudio fue comparar la eficacia de las distintas técnicas quirúrgicas para aliviar los síntomas y promover el retorno al trabajo y a las actividades de la vida diaria, y comparar la aparición de efectos secundarios y complicaciones en pacientes con síndrome del túnel carpiano.

La cirugía de esta patología consiste en cortar el ligamento carpiano transverso y, de esta manera, aumentar el volumen del canal y reducir la presión sobre el nervio. Se dispone de diversas técnicas quirúrgicas y hubo un debate considerable acerca de cuál es el método más efectivo.

Hasta hace poco tiempo, la liberación del túnel carpiano a cielo abierto (LTCA) con una incisión palmar curvilínea larga era el procedimiento estándar. Además de cortar el ligamento carpiano transverso, también se seccionan las estructuras suprayacentes de la piel hasta el nervio mediano. A veces se realiza epineurotomía, debido a un engrosamiento de la vaina nerviosa (epineuro). Si se encuentra tejido cicatricial en el interior del nervio, se puede realizar una neurólisis interna para separar los fascículos implicados en esta fibrosis. La liberación del túnel carpiano por vía endoscópica (LTCE) es un procedimiento relativamente nuevo. La ventaja propuesta es que mediante la sección del ligamento carpiano transverso desde el interior del túnel carpiano las estructuras suprayacentes permanecen intactas. Este procedimiento podría reducir la morbilidad postoperatoria y acelerar el retorno al trabajo. Habitualmente se utilizan dos técnicas para la LTCE: la técnica de un único portal y la técnica de dos portales. Desde la introducción de la LTCE se utilizan diversos tipos de nuevas incisiones para la LTCA que también intentan reducir el trauma quirúrgico.

El estudio demostró que ninguna de las alternativas existentes a la LTCA estándar (LTCE; LTCA con un tipo modificado de incisión; LTCA con neurólisis interna adicional, epineurotomía o tenosinovectomía; o la liberación del túnel carpiano asistida por un instrumento de operación) pareció ofrecer mejor alivio de los síntomas de STC a corto o largo plazo. Por lo tanto, no existen pruebas sólidas que apoyen la necesidad de reemplazar la LTCA estándar por los procedimientos quirúrgicos alternativos existentes para el tratamiento del STC.

- Analgesia quirúrgica acupuntural en el Síndrome del Túnel Carpiano

(Dra. Niurka Concha Pla, Dr. Fabio Toledo Castaño, Dr. Juan F. Puerta Alvarez, Dr. Rafael Rodríguez Ramírez y Dra. Lázara de la Fe Batista). – 1999 -

Se realizó un estudio en pacientes operados por síndrome del túnel carpiano con el objetivo de evaluar la efectividad de la analgesia quirúrgica acupuntural en este tipo de cirugía. Se conformaron dos grupos (control y estudio). Al control se le aplicó anestesia local y al de estudio, analgesia quirúrgica acupuntural. Se evaluaron la tensión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria, así como la analgesia durante y después de la operación. Se logró buena analgesia en la mayoría de los pacientes, con mínimas complicaciones, estabilidad de los parámetros vitales, recuperación inmediata y analgesia postoperatoria.

Al combinar las acciones de la acupuntura con la corriente eléctrica se produce un aumento del umbral doloroso, que permite realizar intervenciones quirúrgicas. Surge así en la década de los años 50 la analgesia quirúrgica acupuntural. La primera operación que se efectuó en China fue una amigdalectomía. En Cuba la primera tuvo lugar en 1975, pero su desarrollo se logra en 1982, con ayuda de especialistas de Vietnam. Poco a poco se han incorporado otros procederes: Herniorrafias, mastoplastias reductoras, exéresis de ginecomastias, tumores del tiroides, oftalmopatías. (5)

58 pacientes constituyeron el grupo estudio, en quienes se aplicó analgesia quirúrgica acupuntural con equipo chino KW 808-II con onda analgésica 2-8 Hz a través del punto corazón 1 (Li Quan) y otros para cerrar el circuito medio. La frecuencia límite fue de 80-100 Hz y la estimulación comenzó 20 minutos antes de la intervención quirúrgica. Se utilizó 2 ml de lidocaína al 0,25 % para la piel.
Teniendo en cuenta los resultados expuestos se puede afirmar que resulta factible realizar la intervención quirúrgica estudiada con analgesia quirúrgica acupuntural; sin embargo, en la literatura revisada no encontramos estudios similares, por lo cual no podemos establecer comparaciones. Las ventajas que demostramos coinciden con las de otros autores y en otras afecciones quirúrgicas que notifican modificaciones despreciables de los signos vitales debido a la armonización de la energía y la sangre, además del mantenimiento del equilibrio de los órganos internos.

En cuanto a la analgesia preoperatoria consideramos que fue satisfactoria con esta técnica; sobre la cual se plantea tiene una efectividad desde 85 hasta 90 %. También se reconoce que entre 10 y 15 % de los pacientes no se logra la adaptación a las agujas y no alcanzan una analgesia aceptable.

De sumo interés e importancia es el resultado de la analgesia postoperatoria sobre todo en las primeras 24 horas, donde no fue necesario utilizar analgésicos convencionales. Numerosas son las teorías que explican este efecto; pero la más aceptada y científicamente demostrada es la hormonal. Esta plantea que la estimulación de puntos acupunturales provoca la liberación de endorfinas y encefalinas, con acción analgésica similar o más potente que la morfina; éstas se mantienen varias horas circulando.

- Intervenciones ergonómicas y fisioterapéuticas para el tratamiento de los trastornos de miembros superiores relacionados con el trabajo en adultos

(Verhagen AP, Bierma-Zeinstra SMA, Feleus A, Karels C, Dahaghin S, Burdorf L, de Vet HCW, Koes BW) – Abril 2003 -

Existen pruebas insuficientes sobre la efectividad de las intervenciones conservadoras para personas con trastornos de los miembros superiores relacionados con el trabajo. La revisión encontró que los ensayos mostraron un beneficio posible de los teclados específicos para pacientes con síndrome del túnel carpiano y para la efectividad de los ejercicios en pacientes con molestias crónicas inespecíficas en cuello y hombro. Lamentablemente la calidad y el poder de estos estudios es deficiente y, por lo tanto, los resultados no son concluyentes.

El término lesión por esfuerzo repetitivo no es un diagnóstico, sino un término global para los trastornos que se desarrollan como resultado de movimientos repetitivos, posturas incómodas e impacto de la fuerza.

Los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo pueden dividirse en afecciones específicas como el síndrome del túnel carpiano, que tiene patología y criterios diagnósticos relativamente claros, o trastornos no específicos como el síndrome de tensión cervical, que se define principalmente por la localización de las molestias y cuya fisiopatología no está definida tan claramente.

Actualmente, se presta mucha atención a la prevención y al tratamiento de los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo. Las intervenciones conservadoras como la fisioterapia y los ajustes ergonómicos desempeñan un papel principal en la prevención o el tratamiento de la mayoría de los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo.

El presente estudio tenía como objetivo determinar si las intervenciones conservadoras tienen una repercusión significativa sobre los resultados a largo plazo, es decir, determinar, mediante los ensayos, los efectos de las intervenciones conservadoras para el tratamiento de los trastornos musculoesqueléticos de miembros superiores relacionados con el trabajo en adultos.

El estudio determinó que existen pruebas limitadas sobre la efectividad de teclados específicos para pacientes con síndrome del túnel carpiano, y pruebas limitadas sobre la efectividad de los ejercicios en pacientes con molestias crónicas inespecíficas en cuello y hombro versus ningún tratamiento. Además de estos resultados, pareció ser más eficaz un abordaje individual en comparación con un abordaje grupal. Asimismo, se llegó a la conclusión de que el beneficio de intervenciones ergonómicas costosas en el lugar de trabajo no se demuestra claramente.

BIBLIOGRAFÍA

- “Analgesia quirúrgica acupuntural en el síndrome del túnel carpiano”. Hospital Militar "Dr. Joaquín Castillo Duany". En Google: Síndrome del Túnel Carpiano.
Dra. Niurka Concha Pla, Dr. Fabio Toledo Castaño, Dr. Juan F. Puerta Alvarez, Dr. Rafael Rodríguez Ramírez y Dra. Lázara de la Fe Batista.

- “www.apta.org. American Physical Therapy Association”.

- “Tratamiento quirúrgico versus tratamiento no quirúrgico para el síndrome del túnel carpiano”. Verdugo RJ, Salinas RS, Castillo J, Cea JG.
En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
Disponible en: http://www.update-software.com.

- “Inyección local de corticosteroides para el síndrome del túnel carpiano”. Marshall S, Tardif G, Ashworth N.
En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
Disponible en: http://www.update-software.com.

- “Tratamiento no quirúrgico (diferente de la inyección de esteroides) para el síndrome del túnel carpiano”.OConnor D, Marshall S, Massy-Westropp N.
En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
Disponible en: http://www.update-software.com.

- “Intervenciones ergonómicas y fisioterapéuticas para el tratamiento de los trastornos de miembros superiores relacionados con el trabajo en adultos”.
Verhagen AP, Bierma-Zeinstra SMA, Feleus A, Karels C, Dahaghin S, Burdorf L, de Vet HCW, Koes BW.
En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
Disponible en: http://www.update-software.com.

- “Opciones de tratamiento quirúrgico para el síndrome del túnel Carpiano”
Scholten RJPM, Gerritsen AAM, Uitdehaag BMJ, van Geldere D, de Vet HCW, Bouter LM.
En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
Disponible en: http://www.update-software.com.

- “Síndrome del Túnel Carpiano”. En Medline Plus Enciclopedia Médica

Viaje de ayuda social: Mi dulce Sofía

lujan351 Jueves Diciembre 1, 2011
Este viaje está destinado para ayudar a algunas familias de la localidad de ITATÍ y zonas aledañas. Esta proyectado por Gabriel Lujan (papá), Mary (mamá), Paco (hijo), Sofía (hija), Guillermo (hijo), Soledad (Nuera), Guadalupe y Julián (nietos). No tiene fines de lucro y lo único que intentamos con esto es devolverle a DIOS un poco de lo que el nos ha dado y sigue dándonos.
Seguramente nuestro accionar esta sujeto a correcciones, por eso aceptamos toda critica costructiva o ideas para mejorar, ponemos a DIOS por testigo que lo vamos a intentar.
Este viaje se va ha realizar todos los días quince (15) de cada mes.
Agradecemos a todos quienes realizan su aporte solidario y a quienes todavía no lo han hecho y que seguramente lo harán.
MUCHAS GRACIAS, que DIOS los bendiga
Flia. Lujan

Por donaciones o consultas comunicarse a los teléfonos del APSE, (0351) 471-5959, 472-2274/78 o de Gabriel Lujan (03541) 155-53262.



Compartimos con ustedes algunas fotos del primer viaje:

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image

facebook/apsecordoba

youtube.com/apsecba

AFIP